Ir al contenido principal

JUICIOS RÁPIDOS Y EL NO SABER ESCUCHAR.

A veces ocurre que nos parece que una persona es de tal o cual manera nada mas verle, eso que llaman “la primera impresión” pues bien, yo no creo en esa primera impresión, a veces no es acertada y caemos en errores garrafales tanto para bueno como para malo y creo son errores en los que todos hemos caído.


Creo que no deberíamos precipitarnos tanto porque todas las personas necesitamos la oportunidad de demostrar lo que podemos ofrecer, como somos y que no deberíamos jamás usar ese primer juicio o primera impresión como guía sobre nada deberíamos meditar mas ese tipo de decisiones o juicios.


Las personas nos equivocamos y es necesario cometer esos errores para aprender a salvar los obstáculos que se nos presentan a lo largo de nuestra vida e intentar llevar un rumbo lo mas acertado posible por nuestro bien y por el de los demás.


Tendemos a juzgar a las personas antes de tiempo sin darles una oportunidad de rectificar sus errores y encasillamos a las personas según nos parecen en un momento, cuando en realidad una persona se compone de mas momentos, de echos y circunstancias que rodean su vida y que a lo mejor el momento en el que nosotros observamos no son los idóneos o los mejores para saber como es.


También esta en nuestra naturaleza de seres humanos apoyarnos en los demás en momentos en los que tenemos algún problema o necesitamos ayuda ante alguno de esos obstáculos que antes mencioné y a veces la respuesta que esperamos por parte del otro no es la más acertada y esto nos da dos posturas:


1.- Hay que entender que el que nos escucha se canse de que le contemos nuestros problemas
2.- El que escucha también debe de entender que en nuestro mundo particular, ese es el problema que nos quita el sueño en ese momento y que mas que un, “no estés siempre lo mismo” lo que necesitamos es apoyo y un oído nada mas.


A lo que quiero llegar es que a titulo personal creo que si en general fuésemos mas “solidarios” con el prójimo en estos sentidos el mundo iría mejor, porque nadie se merece un juicio sin conocerse y tampoco un rechazo porque tengas un determinado problema que no eres capaz de vencer.

Es difícil en ese momento ver mas allá de esas ideas que te rondan la cabeza y en las que no puedes dejar de pensar y que en ese momento son las que te tienen aturdida y sin saber que hacer, no deberíamos de tener por mas importante lo que piensen los demás tanto porque ese también es un error en el que caemos y que nos encasilla porque damos a entender al otro que somos de una manera determinada si le buscamos siempre para la misma cosa, quiero decir con esto que todo el mundo tiene problemas y que no es necesario que siempre les vayamos con los nuestros, pero también deberíamos pensar en que a lo mejor esa persona confía en nosotros lo suficiente como para elegirnos para que le ayudemos con esa barrera que no les deja avanzar, es difícil de explicar y no se si lo he hecho bien, me ha pasado en bastantes ocasiones, estar en una parte y estar en la otra y me he equivocado con personas que de verdad valen la pena y también con personas que creía importantes y no lo son en absoluto.


En fin era solo un inciso que quería hacer porque así lo he sentido, lo he sufrido y he necesitado escribirlo.

Sacada del blog  Reflexiones y Lecturas para meditar 


Un saludo!!


Comentarios

Entradas populares de este blog

TRASPLANTE NUEVO, VIDA NUEVA! 03-JUNIO-2013

.......al entrar me di cuenta que con tantos nervios había estado sudando y que me dio frío cuando entre y me cambiaron a la mesa de operaciones. Empezaron entonces a entrar y salir enfermeras, médicos, celadores, todos tapados con sus mascarillas (yo creo que lo hacen para que después no podamos reconocerles, jejeje)  todos los que se encontraban en aquel quirófano tenían un apretón de manos, una caricia en la mejilla o unas palabras de animo al verme allí tumbada y llorando como una chiquilla sin poder articular palabra porque no me salia.

Entonces entro un hombre, no muy grande, tenia el pelo cano o por lo menos el poco que podía verle asomar por los filos del gorro, también tenia su mascarilla puesta y se presentó. Recuerdo que me dijo su nombre, pero sinceramente con tantos nervios no recuerdo nada mas que se trataba del anestesista.
Entonces empezaron ha hablar entre ellos, el anestesista dudaba entre si dormirme entera ya o si dejarme medio atontada para que el neurólogo pudier…

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS MAMÁ!!

Que os puedo decir de quien me dio la vida, de quien ha sido mi referente desde que nací y lo seguirá siendo mientras ésta que os escribe siga viva, ella está ahí siempre para todo!!! 

Siempre luchando, siempre trabajando para sacarnos adelante, cuidándonos en los momentos de enfermedad, mimandonos en momentos irrepetibles, siendo madre, amiga y todo lo que se puede desear. 
A veces, a ciertas edades,(cuando estamos con la edad del pavo quería decir) no nos damos cuenta de lo valioso que son nuestros padres y nos pasamos los días renegando y luchando en contra de ellos...pero que valiosos son!!

En esta ocasión os hablo de mi madre...ni que decir tiene, que es una de las personas más importantes de mi vida, ya que me ha enseñado a ser quién soy.


Esta entrada humilde entrada, solo es por darle las gracias por ser como y quien es....estoy orgullosísima de que sea mi madre y quería felicitarla hoy que es su cumpleaños:


"Gracias mamá por todo lo que has hecho por nosotros desde siempre. 
Po…

DE CUANDO MORÍ

Había una vez una enferma renal que iba a diálisis....bueno mas que ir, la llevaban, porque por aquel entonces estaba un poco perdida aun.

Ese día fui a diálisis después de una de las tantas batallas a las que he sobrevivido en estos 8 años y 3 meses como enferma renal. En esta ocasión fui una "bella durmiente" que pasó 48 horas dormida en la cama del hospital donde estaba ingresada y de la que mi marido no se despegó en absoluto, como siempre.

La causa de aquel ingreso fue una tremenda bajada de fósforo que me dejó KO, acompañada de una punción lumbar que me hicieron porque pensaban que tenia meningitis. El caso es que aquella serie de cosas, todas juntas parece que no me sentaron demasiado bien y me dormí.
Pasé 48 horas o mas dormida y no recuerdo ninguna de las miles de "tortas" que me llovieron esos días, vasos de agua fría y demás métodos para despertarme pero....a punto de ser trasladada a la UCI de nuevo, sencillamente desperté. Mi oido debió percibir esa pa…