JUICIOS RÁPIDOS Y EL NO SABER ESCUCHAR.

A veces ocurre que nos parece que una persona es de tal o cual manera nada mas verle, eso que llaman “la primera impresión” pues bien, yo no creo en esa primera impresión, a veces no es acertada y caemos en errores garrafales tanto para bueno como para malo y creo son errores en los que todos hemos caído.


Creo que no deberíamos precipitarnos tanto porque todas las personas necesitamos la oportunidad de demostrar lo que podemos ofrecer, como somos y que no deberíamos jamás usar ese primer juicio o primera impresión como guía sobre nada deberíamos meditar mas ese tipo de decisiones o juicios.


Las personas nos equivocamos y es necesario cometer esos errores para aprender a salvar los obstáculos que se nos presentan a lo largo de nuestra vida e intentar llevar un rumbo lo mas acertado posible por nuestro bien y por el de los demás.


Tendemos a juzgar a las personas antes de tiempo sin darles una oportunidad de rectificar sus errores y encasillamos a las personas según nos parecen en un momento, cuando en realidad una persona se compone de mas momentos, de echos y circunstancias que rodean su vida y que a lo mejor el momento en el que nosotros observamos no son los idóneos o los mejores para saber como es.


También esta en nuestra naturaleza de seres humanos apoyarnos en los demás en momentos en los que tenemos algún problema o necesitamos ayuda ante alguno de esos obstáculos que antes mencioné y a veces la respuesta que esperamos por parte del otro no es la más acertada y esto nos da dos posturas:


1.- Hay que entender que el que nos escucha se canse de que le contemos nuestros problemas
2.- El que escucha también debe de entender que en nuestro mundo particular, ese es el problema que nos quita el sueño en ese momento y que mas que un, “no estés siempre lo mismo” lo que necesitamos es apoyo y un oído nada mas.


A lo que quiero llegar es que a titulo personal creo que si en general fuésemos mas “solidarios” con el prójimo en estos sentidos el mundo iría mejor, porque nadie se merece un juicio sin conocerse y tampoco un rechazo porque tengas un determinado problema que no eres capaz de vencer.

Es difícil en ese momento ver mas allá de esas ideas que te rondan la cabeza y en las que no puedes dejar de pensar y que en ese momento son las que te tienen aturdida y sin saber que hacer, no deberíamos de tener por mas importante lo que piensen los demás tanto porque ese también es un error en el que caemos y que nos encasilla porque damos a entender al otro que somos de una manera determinada si le buscamos siempre para la misma cosa, quiero decir con esto que todo el mundo tiene problemas y que no es necesario que siempre les vayamos con los nuestros, pero también deberíamos pensar en que a lo mejor esa persona confía en nosotros lo suficiente como para elegirnos para que le ayudemos con esa barrera que no les deja avanzar, es difícil de explicar y no se si lo he hecho bien, me ha pasado en bastantes ocasiones, estar en una parte y estar en la otra y me he equivocado con personas que de verdad valen la pena y también con personas que creía importantes y no lo son en absoluto.


En fin era solo un inciso que quería hacer porque así lo he sentido, lo he sufrido y he necesitado escribirlo.

Sacada del blog  Reflexiones y Lecturas para meditar 


Un saludo!!


Comentarios

Entradas populares