TRASPLANTE NUEVO, VIDA NUEVA. 17 DE JUNIO DE 2013

El día 17 de junio pasó sin pena ni gloria y tanto es así que no tengo ni una foto para enseñaros, estaba un poco cansada de estar allí y me había quedado un poco chof al ver que mi peque se había ido tristón el día anterior.

Solo hicimos lo mismo de siempre, 8 de la mañana empezamos a despertarnos y a prepararnos para la llegada del carrito de la ropa limpia cargado con sus correspondientes toallas, camisones, colonia, gel, esponjas con espumita, etc, etc...

Después del carrito a eso de las 8:15 o 8:30 pasa la enfermera de turno a sacarnos sangre para la analítica que nos ha dejado pedida el doctor el día antes, a mi me sacaban sangre todos y cada uno de los días que estuve allí con la diferencia de que antes me la sacaban del catéter que me habían puesto para la operación y no sentía dolor y ahora era todos los días un pinchazo los días buenos y hasta tres los días malos.

Acto seguido llega la medicación que te tomas enseguida porque ya te han sacado sangre tarde y si no te la tomas lo mas pronto posible puede ser que estés desayunando cuando ya no se estile porque hay que dejar una hora entre la toma de la medicación y la comida.

Coges todos los bártulos de la ducha y te encaminas hacia el baño a darte la ducha y el aseo matutino, eso si, con un agua caliente que podías estar todo el día allí metida disfrutando de la ducha, si no fuera porque te mojas el apósito que tapa tu herida de la barriga; la del trasplante; y también terminan prácticamente despegados los apósitos y demás esparadrapos que tienes puestos sujetando la vía.

Cuando sales de la ducha y a eso de las 9:30 mas o menos llega el desayuno, que tu no catas hasta mas de las 10 porque te han sacado sangre tarde y por lo tanto las pastillas las has tomado mas tarde con lo que a veces tu bandeja con la taza sucia del desayuno y los papeles del pan se quedan adornando tu rincón toda la mañana.

Da tiempo como dije en un post anterior a hacer los 100 metros lisos matutinos antes de que venga el doctor a visitarte y a eso de las 10 de la mañana o así aparece ¡mi salvador! quién me saca todos los agobios de la cabeza y me da un rato de entretenimiento, compañía y cariño...Manolo, "mi Manolo".

Paseamos por el pasillo sin pensar en la hora tanto que a veces va el doctor a la habitación y se tiene que ir porque no estas y aprovecha que estas pasando a la altura del puesto de enfermeras para decirte, eso si siempre con una sonrisa: "anda callejera, ve a tu habitación que ya he ido a verte dos veces y no estabas, enseguida voy" tu sonríes medio colorada, asientes con una sonrisa y sigues el paseo hasta que llegas a tu habitación y al ver la puerta oyes en tu cabeza la voz del GPS del coche: "ha llegado a su destino"

A los dos minutos escasos llega el doctor de nuevo, pero esta vez llegó acompañado por un doctor muy joven al que va haciéndole un tour por las habitaciones para que se vaya familiarizando con la forma de proceder que tienen. Cuando entraron yo ya estaba sentada en la cama esperándoles, me hicieron el reconocimiento rutinario y entonces como si de una clase magistral se tratara le resume en dos segundos mi caso al joven doctor: "Tamara es una enferma renal por Shua.....un caso especial porque en su caso no es genético ya que lo desarrollo ella solita....ya tuvo un trasplante anterior que perdió por culpa de un nuevo brote de su enfermedad....bla bla bla bla bla...."

El chico se queda pasmado, me mira sonriendo y me dice: "un poco especial ¿no?" yo asiento sonriendo igual. Entonces el doctor, mi doctor, me mira y me dice que la analítica esta mucho mejor y que posiblemente mañana me vuelva a casa.
¿QUE HA DICHO? Siiii, he oído bien, posiblemente mañana me voy a casa.... guau!!!!, no lo puedo creer.

Ese día por supuesto todo es mejor, ya no hay ansiedad, los paseos son mas amenos y me siento muchísimo mejor, hasta esa noche cuando hablo con mis chicos por skype me siento mas animada al despedirme y cortar la videollamada, es genial, vuelvo a casa!!!



En fin, esto es todo hoy, ya el desenlace de este ingreso e intentare recordar anécdotas o cosas de la vida ya si normal en casa, porque después de ese día ya no he precisado de mas estancias en el hotel!.













Comentarios

Entradas populares