06 de Marzo de 2015: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

¿Qué puedo decir de un acto como el de ayer bajo mi condición como mujer?
Pues creo que solo cabe una respuesta:





Creo que es un privilegio nacer mujer; vaya por delante que no estoy menospreciando a nadie, pero si es cierto que pienso que es un privilegio. El echo de poder ser madres, de crear vida, me hace sentir así: privilegiada, dichosa. 

Éste es el cartel que se hizo para la ocasión!! Vuelvo a emocionarme cada vez que leo mi nombre en un cartel así!!





Y como lo prometido es deuda, aquí van las fotos y el texto del relato que leí ayer!! 
Voy a intentar ponerlas en orden de intervención:











Abrió el acto el alcalde D. José Aranda dedicando unas palabras a las mujeres. Dirigió su discurso a la importancia de las madres en la educación de los hijos como medio para atajar de raíz el problema de violencia hacia las mujeres y alabó las figuras de todas las mujeres de su vida. Fueron unas palabras muy emotivas. 


Después Pilar, la concejala de Bienestar Social también traía un discurso preparado y eso que ella no es muy dada a esas cosas. Fue un discurso muy bonito lleno de sentimientos que hicieron llorar a alguien mas que a ella misma. 



Entonces empezó Nuria con las presentaciones de los participantes y ha hacer sus intervenciones. 





La primera en salir al escenario fue Ana Paula, secretaria de la Asociación de Mujeres de Vegas del Genil y que leyó un poema de Pablo Neruda:



BELLA


BELLA, 
como en la piedra fresca
del manantial, el agua
abre un ancho relámpago de espuma, 
así es la sonrisa en tu rostro,
bella.

Bella,
de finas manos y delgados pies
como un caballito de plata, 
andando, flor del mundo, 
así te veo, 
bella.

Bella,
con un nido de cobre enmarañado
en tu cabeza, un nido 
color de miel sombría 
donde mi corazón arde y reposa, 
bella.

Bella,
no te caben los ojos en la cara, 
no te caben los ojos en la tierra. 
Hay países, hay ríos 
en tus ojos, 
mi patria está en tus ojos, 
yo camino por ellos, 
ellos dan luz al mundo
por donde yo camino,
bella.

Bella,
tus senos son como dos panes hechos
de tierra cereal y luna de oro,
bella.

Bella,
tu cintura
la hizo mi brazo como un río cuando 
pasó mil años por tu dulce cuerpo,
bella.

Bella,
no hay nada como tus caderas, 
tal vez la tierra tiene 
en algún sitio oculto
la curva y el aroma de tu cuerpo, 
tal vez en algún sitio,
bella.

Bella, mi bella, 
tu voz, tu piel, tus uñas 
bella, mi bella, 
tu ser, tu luz, tu sombra, 
bella,
todo eso es mío, bella, 
todo eso es mío, mía,
cuando andas o reposas, 
cuando cantas o duermes, 
cuando sufres o sueñas,
siempre, 
cuando estás cerca o lejos,
siempre, 
eres mía, mi bella,
siempre.

Después, la siguiente en intervenir fue Mari Ángeles, presidenta del Ampa Alameda de Purchil y vicepresidenta de la Asociación de Mujeres de Vegas del Genil. Puso una nota entrañable con la historia de las mujeres de su familia, un pase de diapositivas a la vez que iba leyendo anécdotas. Fue un momento emotivo y dulce. 



Lo siguiente de lo que disfrutamos fue de un baile a cargo de María Eugenia. Siempre nos deja anonadados con sus actuaciones, una gran profesional. Ya me gustaría a mi mover las caderas como lo hace ella...¡Que envidia! (sana)












Terminando la música Nuria sube de nuevo al escenario y ahora sí nos deleita con una de sus creaciones, una de esas lecturas que solo ella es capaz de crear.


Siempre genial esta Nuria, la archivera mas dicharachera de Vegas!!

En éste momento Nuria presentó a Inma, una actuación imprevista o de última hora, no lo recuerdo bien, que me resulto muy bonita. 


Llegamos a un momento especial, desde la asociación de mujeres, nos habían pedido colaboración enviando fotos de momentos especiales como mujeres. Y las han utilizado para ponerlas en una composición con música y frases especiales; muy bonito y especial. 


Os dejo con una foto de el momento en el que sale una de las fotos que yo había enviado a la asociación. =)





Y ahora si, después de todo ésto, llegó mi turno y el de mi relato. Le había pedido a Nuria que no me hiciera presentaciones especiales, como ella suele hacer, porque los sentimientos y los nervios están a flor de piel y estaba intentando controlarme. Pero ella me hizo caso a medias, aunque procuró ponerle un toque de humor para quitarle hierro al asunto.




UN ESPEJO DONDE MIRARME

Elena tiene el don de hacerme sonreír en cualquier momento, nunca me he parado a analizar cómo lo consigue pero hay veces que terminamos riendo a carcajadas tiradas en el suelo.

Creo que desde que nos conocimos; ella ya estaba aquí cuando yo llegué; siempre ha tenido las palabras justas para cada situación.
Es mi hermana mayor y mi fuente de inspiración.

Os diré que es además una gran amiga para mi, porque puedo contarle cualquier cosa. Gran ejemplo de entereza y lucha con un toque de dulzura; recuerdo como cuidó de mi prima Alexia y de mi cuando nuestra abuela murió. Mi madre y mi tía tuvieron que ocuparse de todo el papeleo a la vez que atendieron durante días, a todo el mundo que se acercó a mostrar sus condolencias.

Además del tener el don innato de la alegría, es capaz de encajar la vida como va viniendo y es lo que más admiro de ella; lo bien que se adapta siendo siempre positiva.

De broma y para meternos con ella un poco solemos llamarla “Doraemon, la gata cósmica” por aquello de tener recursos y soluciones para todas las situaciones, igual que si tuviera un bolsillo mágico.
Recuerdo una vez que le conté que había perdido una apuesta y que debido a ello me había apuntado como escritora en un certamen de relato corto; ¡con la vergüenza que me da!.

Ella sabe perfectamente que el miedo escénico es algo superior a mi y que no me atrevería a hacerlo de ninguna de las maneras porque sería capaz, de caerme redonda al suelo y que me tuvieran que recoger como a un saco de patatas.
Pasé las dos semanas peores de mi vida intentando mentalizarme y preparando un escrito de las características que me pedían en el certamen. 


¡¡Uf!! leer en aquel enorme escenario, que más que un escenario a mi me parecía un enorme trampolín al vacío; un vacío que venía precedido por una serie de tartamudeos y tics que ni yo misma sabía que tenía y al que debería saltar sin remedio gracias a aquella tonta apuesta que mi cabecita loca había perdido.

El caso es que, unos días antes de que llegara “EL GRAN ESTRENO” se las ingenió para que, pidiendo un par de favores, nos dejaran entrar en el local donde tendría lugar el evento y allí sentada en primera fila y con el resto de butacas a oscuras, me hacía ensayar hasta que empecé a soltarme.
Al principio pensaba en el precipicio y en todo eso nada mas ver el escenario pero luego me fui tranquilizando pensando que no era nada más que leer algo que había escrito sin más, porque tenía que cumplir con aquella apuesta.

Pero llegó el día!!

Conforme andábamos por la acera y nos acercábamos al local el bullicio que se oía de gente, era cada vez mayor. Yo ya traía mis nervios de casa, aunque Elena se esforzara en mantenerme ocupada para que no lo pensara.
Llegamos a la entrada y a duras penas conseguimos llegar a la puerta que daba acceso a la zona donde los participantes debíamos prepararnos. Me mentalicé, pensé en esa larga lista de días de ensayo, en la voz relajada de mi hermana diciéndome que la mirase solo a ella, que pensara en que, como todos estos días, la oscuridad envolvía los asientos traseros.

Y así fue.

Cuando llegó mi turno, salí con mis papeles en la mano buscando la butaca donde mi hermana se había sentado en primera fila y allí estaba como todos éstos días atrás.
Sonreía con ojos orgullosos de verme allí encima dispuesta a cumplir con mi cometido.
Al llegar al centro del escenario, advertí que a su lado estaban sentadas también mis amigas; llegué a pensar que no vendrían por el hecho de haber dejado que me pusiera en aquella tesitura por culpa de un arrebato de valentía..

Y comencé a leer, al principio sentí como un calor subía por mi cara y bajaba por mi garganta, pero pronto comencé a relajarme dejando mi pensamiento a merced de aquella oscuridad ficticia. Y ni siquiera tartamudeé, las palabras salieron solas por mi boca en un perfecto baile sincronizado.

Al terminar la lectura, todo el mundo se levantó, aplaudió y aquella oscuridad imaginada se desvaneció de golpe y solo supe sonreír. Entonces recordé unas frases que había leído en algún sitio:

“Las mujeres son soldados mucho más valientes y heroicos; que combaten y padecen dolores para preservar a la humanidad, mucho más que tantos libertadores con todas sus bonitas historias…..”  El diario de Ana Frank

“Cuando una mujer se rinde, es porque ya ha vencido” Aldo Camarota

Y bueno, después de mi participación, Nuria pidió que subiéramos al escenario, ésta vez todos conforme nos fue llamando. José Aranda nos entregó los diplomas de participación.


FOTO FINAL DE FAMILIA Y MERENDOLAAA!!!!



Fue una tarde muy especial y me alegro mucho de haber participado, no tengo mas que palabras de gratitud a todo el mundo que contó y creyó en mi desde el principio. 

Gracias a todos y todas por tanto!!! 

=)

Comentarios

Entradas populares