LA NOCHE SINCERA

No se muy bien en que me momento se me olvidó escribir en este blog que de tanto me ayudaba.

Me sentía bien contando mis vivencias, leyendo los comentarios que la gente me dejaba, me levantaba el ánimo. Pero poco a poco este sitio se ha ido desvirtuando un poco y perdiendo el rumbo de para lo que, Un Trocito De Mi Vida, nació realmente.

Este blog tenia el propósito de contar como era mi vida con mi enfermedad ultra rara, como pasaba mis diálisis, como lo vivían mis familiares y que me iba sucediendo en mi día a día.

No puedo mentir tampoco y pretender aparentar lo que no soy, tengo que decir que, como todo el mundo supongo, he pasado por varias etapas en este trayecto como enferma renal-trasplantada y varios momentos en mi vida personal que han supuesto que todo a mi alrededor haya cambiado, con la consiguiente carga emocional que nos a hecho cambiar a todos un poco.

Primero está el tema de mi enfermedad rara SHUA, tema en el que me siento perdida, porque, según me dijo mi nefrologa en su día; al "no ser genética en mi caso"....o no haber encontrado aun donde esta la mutación que me la provocó; me hace sentir fuera de lugar junto a otros enfermos que desgraciadamente la tienen en su día a día, es como si estuviera en un sitio o momento que no me corresponde...no se si me entendéis.

También he pasado por un tiempo de no aceptación, me preguntaba porque me había pasado eso a mi, y sobre todo porque tenía que estar recordándola una y otra vez si yo me sentía como si la hubiese soñado;  había sufrido un ataque repentino de una enfermedad que me hizo hasta perder mi primer trasplante y ya nunca mas la he vuelto a ver... (gracias a Dios), pero me pregunto:
¿Sigo teniéndola?
¿Dónde esta?
¿Cómo se que soy enferma de SHUA si realmente no he vuelto a tener ningún síntoma mas?
¿Cómo puedo estar segura?

Demasiadas preguntas........


Luego también está un tema que me frustra muchísimo, volver a ser madre.
Tema muy escabroso y que cuando en su día me pasó esto, el medico que me salvó la vida, me aconsejo encarecidamente que contemplara algún tipo de método anticonceptivo definitivo, para no tener que andar con el miedo de que, por un desafortunado rato de júbilo, volviera a padecer semejante ataque de "la señora SHUA" con consecuencias que podían, incluso, llevarme a la muerte. Así que yo, obediente, accedí y a mis 27 años corte las alas a mi maternidad....quedando inerte.

También está el tema de la diálisis, hay veces que he llegado a pensar que era mejor opción que estar trasplantada.

¡¡¡OJO, TEMA ESPINOSO!!! 

Jamás viviré años suficientes para agradecer mis dos oportunidades de vida (la segunda aun la estoy disfrutando) pero después de trasplantarme, es tan difícil luchar contra los kilos de mas que resulta enormemente frustrante no tener una varita mágica para poder deshacer el entuerto, si es que podemos llamarle así.

Todo este sentimiento no es por desagradecida, no me mal interpretéis, pero es muy duro para mi. Siempre ha sido un lastre que me ha acompañado toda mi vida (mis kilos de mas y los consiguientes complejos) y haber llegado a "mi tope personal" (lo malo de este "logro" es que no me provoca ningún orgullo) es para mi entrar en un bucle que se llama ANSIEDAD.

Otra de las cosas que echo de menos es trabajar, salir cada mañana con la cabeza puesta en la tarea que tiene uno asignado, papeles que colocar, partes, entradas, salidas...ya me entendéis.

Lo mejor de estos dos maravillosos años es que paso un tiempo maravilloso y excelente con mi hijo y mi familia que no lo compra ni todo el oro del mundo y por eso soy inmensamente afortunada.

Todo esto lo escribo, no para volver a repetirme, si no porque la vida hay que tomarla como viene y buscar alternativas.
Hay que salir adelante pese a todo, no podemos permitirnos el lujo de estancarnos.

En esta nueva vida me han sucedido muchas cosas estupendas y otras....menos estupendas, pero todas ellas me han abierto un poco mas los ojos en algunos sentidos y por supuesto, desde que aquella chica de 25 años dio a luz y cayó enferma, a esta mujer de 32 trasplantada y madre, han pasado 7 años que han dado mucho, muchísimo de si.

Estoy pensado en estudiar seriamente algo y seguir preparándome; que nunca se sabe; porque en todo este tiempo he estado, JUBILADA, llevando una vida como si fuera una persona mayor y ahora, quizá tardando mas de lo normal, me estoy dando cuenta que con 32 años no se es una anciana, que tener una incapacidad por enfermedad no nos priva de nuestra vida, hay que seguir con ella adelante...con unas simples adaptaciones debidas a los acontecimientos, ¡nada mas!

Por ello y por mucho mas, retomo mi blog y retomo la vida, pensando incluso en hacerme universitaria de una vez por todas, que es lo que llevo queriendo hacer desde hace mucho tiempo.

También voy a retomar el deporte y la dieta, aunque me va a costar, pero espero no volver a mirar atrás y seguir haciéndola poco a poco; no me explico donde está la inspiración que tenia al principio y que me hizo perder peso y ser tan optimista...

En definitiva, quería contaros todo esto para sincerarme e intentar poner un punto y aparte de todos estos sentimientos y acontecimientos que no me hacen bien; quedarme con los que me aportan energía y coger las riendas enfrentándome a mi día a día.

Espero no haber sido muy cansina y espero contar con vosotros en ese día a día que voy a empezar a construir y que espero que me lleve a buen puerto.

Me despido ya, que parece que voy a escribir un libro...

Un saludo y como siempre....seguimos leyendonos! =)





Comentarios

Entradas populares