¡¡NO MAS VIOLENCIA DE GENERO!! ¡¡BASTA DE UNA VEZ POR TODAS, BASTA YA!!

El título de hoy de la entrada de mi blog, va dedicado a todas esas familias que han pasado por ésto.
Violencia absurda que ejercen personas sin agallas, sin alma, detestables hasta el máximo y que deberían ser castigados mas duramente...de formas impensables que mejor me callo.

Es una pena que tengamos que seguir sumando victimas a esta cuenta indignante y dolorosa.....cuenta que suma nombres pero que resta vidas.


Cartel del ayuntamiento de Vegas del Genil



Éste relato se lo quiero dedicar a Mónica Carrión y a toda su familia:

"Creció siendo la princesa de su casa, con todo el cariño de sus padres y sus hermanos. Fue siempre una niña feliz, sin complejos, con muchos amigos. Nunca tuvo problemas en el colegio, ni para relacionarse con los demás ni para hacer amigos nuevos. Se acercaba a la gente y al momento les conquistaba por su cercanía. 
Estudió en la universidad y cuando se graduó tuvo la suerte de encontrar trabajo en su terreno y poder empezar a dedicarse a lo que más le gustaba y por lo que había estudiado, era maestra de infantil.

Estudio magisterio porque le encantaban los niños y muy a menudo fantaseaba con los hijos que
tendría en un futuro. Le gustaba leer e incluso escribir pequeños cuentos que luego leía en clase a
sus alumnos. Fue allí donde le conoció. Un chico realmente genial, inteligente aunque un poco
reservado, pero que igual que ella era maestro de infantil en el mismo colegio..
Venía de otra provincia pero solía decir que se había enamorado de aquel sitio y no contemplaba la posibilidad de irse, quería quedarse allí y quien sabe, tal vez, formar allí su familia con una mujer especial.

Eso fue lo que la enamoró desde el principio, que amara su profesión tanto como ella y que hablara tan bien de su tierra la terminó de cautivar. Era alguien muy atento, un detallista que nunca pasaba por alto una fecha especial, pero a la vez un poco autoritario y mandón, como ella le decía en broma de vez en cuando. Cada vez estaban más unidos y empezó sin querer a apartarse de sus amigos. Ya no quedaban tanto, no veía casi a su familia porque siempre tenía algún plan preparado para hacer juntos. Poco a poco la fue alejando de todo lo que había sido su mundo hasta entonces y se fue trasformando en una persona mas seria y ocupada.

Le pidió que vivieran juntos y ella accedió casi por inercia, no se daba cuenta de donde se metía
porque el hecho de que fuese tan detallista y tan encantador con ella la tenia cegada hasta tal punto que incluso alguna vez había discutido con su familia por anteponerle a él.
Escogieron un bonito piso a las afueras del pueblo y pasaban allí todo el tiempo que sus trabajos les dejaban, pero ya no quedaban con nadie de sus amigos y si les decían de ir de visita,
automáticamente les ponían escusas para que les dejaran a solas.
Hasta que llegó la navidad, época en la que es mas normal hacer reuniones familiares en torno a la mesa y compartir risas y buenos momentos. Para él era un calvario y le propuso que se fueran a
pasar las fiestas juntos a la sierra, esquiar, relajarse...todo un detalle por su parte.

Aunque en ésta ocasión ella se opuso argumentando que éstas fechas eran familiares y que no podía dejar a sus padres y hermanos en estos días tan especiales. Ahí empezaron los problemas.
Comenzaron a discutir y el alzó la mano y cogiéndola por el cuello la puso contra la pared a la vez
que le gritaba que no lo iba a consentir, que iba ha hacer lo que él le dijera. Se quedó paralizada,
jamás se hubiera imaginado semejante reacción por su parte. Acto seguido, él la soltó y le pidió
disculpas prometiéndole que no volvería a suceder nunca más.

Pero siguió pasando.....

La última noche habían ido a cenar y durante la cena hubo varios encontronazos por opiniones
distintas. La gente del local en varias ocasiones les había mirado sorprendidos al escuchar las cosas que él le reprochaba en voz demasiado alta y por las copas de mas que llevaba. Cuando terminaron la cena ella le pidió que pagara rápido y que se fueran a casa que estaba cansada, un cansancio que no era mas que la vergüenza al sentirse en evidencia cada vez que salia con él. Cansancio por su demasiada y reciente afición a la bebida y a pagar con ella las frustraciones que tenia debido a los problemas que había tenido en el colegio con algún que otro compañero.

Al llegar a casa cerró la puerta de un portazo y se dirigió a ella en tono amenazante. La cogió por la cara y acorralándola contra la pared le dijo que no volviera a dejarle en evidencia, que no era nadie para llamarle la atención y menos delante de desconocidos.
“Te he dicho muchas veces ya que aquí mando yo, ya es hora de que lo aprendas
de una vez”

Aquellas palabras retumbaron en su cerebro y aquel olor a alcohol de su aliento hizo que se le
nublara la vista por un momento. Temblando, ante lo que temía que no era mas que el principio de
otra de muchas, se dirigió hacia la puerta trasera, pero estaba cerrada y no pudo abrir.
Él adivinó sus intenciones, corrió hacia ella y al llegar a su altura le dio un bofetón que la tiró al
suelo. Nerviosa y llorando le pidió que parara, que sentía haberse portado así, pero no paro y ella
dejó su vida en el suelo de aquella cocina.

“Era tan joven” “¿Como nos íbamos a imaginar que le haría algo así?”
“¿Como ha podido pasar?”

Éstas con las frases mas escuchadas cuando nos enteramos del fallecimiento de nuevas victimas.
Por favor, no dejemos que cosas así sucedan, no volvamos la vista y miremos de frente a estos actos violentos y cobardes. Ayudemos a las victimas que lo han sufrido, a las que desgraciadamente lo sufren y hagamos todo lo posible para que ésta realidad cambie y que en días como éste no tengamos que lamentarnos por ninguna victima mas...

Éste que acabo de leeros no es mas que un relato fruto de mi imaginación y basado quizá en la
experiencia tan horrible de muchas familias. Familias como la de Mónica Carrión que está aquí con nosotros hoy y a quien quiero dedicarle mi relato con todo el cariño del mundo.

Muchas gracias."

Comentarios

Entradas populares